Ubisoft ya ha baneado a 1.500 jugadores de For Honor